Shopping Cart
Your Cart is Empty
Quantity:
Subtotal
Taxes
Shipping
Total
There was an error with PayPalClick here to try again
CelebrateThank you for your business!You should be receiving an order confirmation from Paypal shortly.Exit Shopping Cart

Centro Multidisciplinar de Psicología y Logopedia

Consejos para padres

Es aconsejable para la estimulación del lenguaje oral usar el máximo de recursos, para facilitar al niño un vocabulario y una estructura de frases que le permitan la comunicación con su entorno.

Sus propias vivencias le servirán para la adquisición de nuevos conocimientos. Es decir, simplemente con las rutinas cotidianas, se puede realizar un ejercicio muy importante de estimulación del lenguaje oral y su estructuración. Es muy importante que los padres compartan su tiempo estimulando la lectura y teniendo conversaciones con el niño, con la finalidad de enriquecer su vocabulario.

En todas las actividades cotidianas, desde que se levanta por la mañana hasta que se va a dormir, se pueden establecer situaciones de comunicación e interacción padres-hijos optimas, conversando sobre lo que se va a hacer, estimulando así también la planificación y la secuenciación.

Uno de los errores más comunes de los padres y de los adultos cercanos a los niños es que, en lugar de establecer un diálogo con el niño, el adulto hable solo y no dé lugar a que el niño interactúe. Se tiene que tener en cuenta, que a veces, una respuesta de un niño puede ser solo un gesto o una mirada, por lo que el adulto tiene que estar muy atento al lenguaje no verbal del niño.

Es importante en la comunicación entre niños y adultos:

  • Que se cree un diálogo: Ahora habla el adulto, ahora el niño y viceversa.
  • Dejar espacios para los silencios, ya que también soy muy importantes para estructurar el lenguaje oral. El silencio es espacio y tiempo para que el niño pueda elaborar su respuesta en un ambiente relajado.
  • Evitar que el adulto hable con demasiados diminutivos. No olvidemos que el adulto es el modelo para el niño, según como hable el adulto así hablará el niño. Es importante darle un modelo lingüístico correcto.
  • No pensar que como no entendemos lo que el niño quiere, o le entendemos mediante sus gestos, no le dejamos que se exprese oralmente. El niño tiene que hacer el esfuerzo de pedir aquello que quiere, darle la oportunidad de expresarse verbalmente.
  • No es necesario subir el tono de voz cuando se habla con un niño
  • Tampoco es necesario poner siempre un tono de voz más agudo cuando se habla con niños.
  • Se recomienda hablar normal y intentar siempre mirar a la cara del niño, ya que nuestra expresión facial y gestual es la primera información que tendrá de aquello que queremos decir.

Si un niño tiene problemas para articular algún sonido o presenta algún retraso en la adquisición del lenguaje oral, es muy importante la actitud de sus padres y adultos más cercanos:

  • No hablar del problema delante del niño
  • No estar todo el día diciéndole que hable mejor.
  • El niño no ha de notar que hay un problema o que pasa algo, se puede cerrar en banda y no querer hablar, lo que supondría un retroceso muy importante en la su evolución en el lenguaje en general.
  • De cara los padres, mucha tranquilidad y no alarmarse sin motivo. Recordar que cada niño tiene un ritme de aprendizaje diferentes.

Señales de alarma, que pueden ser evaluados por un profesional:

  • Si a los 18 meses aprox. el niño prefiere comunicarse con gestos en lugar de vocalizar y presenta problemas en imitar sonidos.
  • Que no se le entienda cuando habla.
  • Que tenga dificultades para pronunciar determinados sonidos.
  • Que no distinga sonidos. Normalmente los padres lo notan enseguida, incluso cuando se trata de un bebé. El niño no responde a estímulos sonoros del entorno.
  • No utiliza palabras ni frases simples de manera espontánea, solamente imita al adulto.
  • No utiliza el lenguaje de manera habitual para comunicarse con el adulto.
  • No sigue instrucciones sencillas que le pide el adulto.
  • Presenta dificultades para escribir o leer correctamente.
0